5 consejos para evitar el síndrome posvacacional

September 10, 2018 Javier Iglesias

Con el final del verano llega una de las vueltas a la rutina más complicadas de afrontar, ya que éste suele ser el periodo vacacional más largo del que disfrutan los todos trabajadores de las empresas.

Estamos hablando del conocido síndrome posvacacional, es decir, la dificultad para volver a adaptarse a la rutina laboral diaria después de varias semanas de desconexión. Un estudio reciente ha señalado que este síndrome afecta o afectará a un 37% de la plantilla a su regreso a la oficina.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no lo considera una enfermedad, la realidad desde hace cinco años es que las consultas a psicólogos han aumentado en un 14,2% tras el periodo estival por las lacras psicológicas que puede tener para los empleados. Entre los síntomas más destacados del síndrome posvacacional están:

  • Fatiga
  • Estrés
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Inquietud
  • Falta de energía
  • Insomnio
  • Desmotivación

Otro sorprendente dato que refleja lo complicado que es para muchos volver al trabajo es que casi un 30% de los españoles se plantea la posibilidad de cambiar de trabajo al volver de las vacaciones de verano. 

En este blog, ya hablamos sobre la importancia de las vacaciones para que los empleados pudieran descansar cuerpo y mente, igual de importante es conseguir que el proceso de readaptación a la jornada laboral sea fructífero, paulatino y les ayude a mantener la motivación y entrega a los proyectos y estrategias de la compañía.

Para ello, hemos destacado desde Cornerstone 5 claves que faciliten la vuelta al trabajo y eviten que se convierta en un proceso traumático.

  1. No volver el día antes de incorporarse: es el consejo principal de los expertos para ir tomando conciencia de que toca volver a la oficina. Idealmente, deberíamos estar en casa un par de días antes para ir adaptándonos a los horarios del día a día tanto a nivel mental como físico: adecuar las horas de sueño a las habituales durante la jornada laboral (no trasnochar y madrugar) y comenzar con rutinas diarias como hacer la compra, poner lavadoras y preparar las comidas de manera gradual.
  2. Planificación de tareas: la acumulación de trabajo pendiente y nuevos proyectos, una de las estrategias más eficaces para evitar caer en el estrés nada más volver a la oficina es organizar y planificar. Un organigrama que permita a los empleados ir cumpliendo sus objetivos diariamente de manera ordenada dejando también tiempo para el ocio a la salida de la oficina.
  3. Motivar a los empleados: es una responsabilidad directa de la empresa para con sus empleados. A través de su inclusión en nuevos proyectos o de ofertas de formación, las compañías pueden aumentar la motivación de sus plantillas en su particular “vuelta al cole”. Proponerles nuevos retos que puedan ir enfocados a un posible ascenso o aumento de la responsabilidad o fomentar programas de team building que ayuden a crear una plantilla unida y a integrar a las nuevas incorporaciones de manera distendida y amena.
  4. Retomar la actividad física: el deporte siempre es una buena opción para canalizar las malas sensaciones y transformarlas en algo positivo. La liberación de endorfinas se traduce inmediatamente en la generación de sensaciones de bienestar. Por ello, la vuelta de vacaciones es un momento idóneo para retomar el ejercicio o para empezar a realizarlo. De hecho, septiembre es la gallina de los huevos de oro (junto con enero) para los gimnasios, ya que los excesos de las vacaciones y la liberación del estrés son los motivos principales para retomarlo o matricularse por primera vez tras el verano.
  5. Ver el lado positivo: es duro para todos pasar de la playa o la montaña a la oficina, por ello hay que mantener una actitud positiva y pensar en el lado bueno de la vuelta, como los nuevos proyectos y oportunidades laborales, el reencuentro con los compañeros o, incluso, en la planificación del próximo periodo vacacional para no verlo demasiado lejano en el tiempo.

Si conseguimos aplicar estos consejos poco a poco, conseguiremos mantener la motivación de nuestros empleados y reforzar la compañía de cara al nuevo año fiscal, que para muchas empresas suele empezar en septiembre. 

 

Sobre el Autor

Javier Iglesias

Javier Iglesias is Regional Sales Manager for Cornerstone in Spain. He helps organisations achieve outstanding Talent Management with the Cornerstone technology.

Sigue en Twitter Seguir en LinkedIn Más contenido de Javier Iglesias
Artículo anterior
La mujer: motor del empleo en España
La mujer: motor del empleo en España

Mucho se habla sobre los factores que han hecho posible el crecimiento del empleo en España en los últimos ...

Siguiente artículo
Cómo la 'gig economy' está transformando el mercado laboral
Cómo la 'gig economy' está transformando el mercado laboral

Mucho se habla en los últimos años acerca de cómo la Gig Economy está transformando las reglas de juego del...