La discriminación por género, una barrera para el progreso de la empresa

March 6, 2018 Marc Altimiras

 

Aunque actualmente el empleo en mujeres es casi tan común como en hombres, no siempre ha sido así, con la parte femenina de la población encontrando obstáculos y discriminaciones a la hora de encontrar o desempeñar un empleo, además de trabajar más tiempo por menos sueldo. Está en manos de las empresas reconocer que el talento no tiene género, y procurar contratar y retener a los mejores independientemente de su sexo.

 

En Cornerstone estamos firmemente comprometidos desde nuestros inicios a apostar por la igualdad y no discriminación en el empleo. De cara a esta ocasión, ofrecemos algunos pasos para avanzar en el camino de la diversidad de género en las empresas y así poder aprovechar la ventaja competitiva que la diversidad en los equipos ofrece.

 

  1. No discriminar en el proceso de selección para captar al mejor talento

 

Algunos empleadores están convencidos de que una mujer rendirá menos o peor que un hombre, una visión anticuada que hay que eliminar para mantenerse competitivo en el exigente mercado de talento. Así, el primer paso será ignorar el género del candidato a la hora de valorar su currículum y adecuación para la posición, y evitar hacer cálculos predictivos sobre las ventajas o desventajas que un género presentaría frente al otro.

 

  1. Admitir y acomodar las diferencias para obtener el máximo rendimiento

 

Las diferencias entre dos géneros pueden ser una “dificultad”… o una gran ventaja. Además de que las personas varían entre sí por muchas razones aparte del género, tanto hombres como mujeres tienen capacidades y habilidades que solo pueden enriquecer a la empresa y aportar innovación y productividad. Es inevitable que ambos tengan compromisos de naturaleza personal, así que un empleador que quiera retener a su talento tratará de acomodar estas necesidades sin tener en cuenta si obedecen al género del empleado.

 

  1. Cerrar la brecha salarial para mantener el compromiso

 

En España este tema está en plena actualidad, con muchas mujeres cobrando hasta un 30% menos que sus compañeros por el desempeño del mismo trabajo, además de tener que superar condiciones de precariedad en el empleo. Esta desigualdad social, política y organizativa debe ser eliminada sin demora si las empresas quieren recibir los beneficios de contar con el mejor talento en su fuerza de trabajo.

 

  1. Romper el techo de cristal para aumentar la motivación

 

Una de las discriminaciones que afectan a las mujeres en el ámbito laboral en España es el techo de cristal, que retrasa o impide sus ascensos a cargos de responsabilidad. Las empresas deberán desmarcarse de actitudes que fomenten el progreso laboral de los hombres más que el de las mujeres si pretenden contar con liderazgo de calidad y libre de discriminaciones que, a la larga, dañan a la organización e impiden su progreso.

 

Sobre el Autor

Marc Altimiras

Marc Altimiras is Regional Vice President South Europe at Cornerstone OnDemand, leading the sales operations for Spain and Italy.  Mark has over 20 years' experience in enterprise solutions sales and business strategy. He has a passion for people, technology and innovation, and truly believes that the key to a company’s success is the people that build it.

Sigue en Twitter Seguir en LinkedIn Más contenido de Marc Altimiras
Artículo anterior
La nueva formación corporativa viene influenciada por la inteligencia artificial y los hábitos de consumo
La nueva formación corporativa viene influenciada por la inteligencia artificial y los hábitos de consumo

La formación corporativa está experimentando un cambio sin precedentes, una evolución que se relaciona con ...

Siguiente artículo
13 años con Youtube: lo que hemos aprendido sobre el aprendizaje
13 años con Youtube: lo que hemos aprendido sobre el aprendizaje

Tres empleados de PayPal tuvieron una brillante idea en 2005: crear un portal online donde los usuarios de ...