La mujer: motor del empleo en España

September 21, 2018 Alicia Roy

Mucho se habla sobre los factores que han hecho posible el crecimiento del empleo en España en los últimos años: reforma laboral, contención de salarios, mayores exportaciones, etc. Sin embargo, un factor muy importante y que no siempre tiene el protagonismo que le corresponde en mi opinión es el papel que tiene la mujer en la creación de nuevos empleos.

Las mujeres hemos sido relegadas históricamente en su mayoría a la realización de las tareas del hogar, pero a pesar de ello hemos logrado integrarnos en la fuerza laboral y dejar marca. Todos hemos oído hablar a nuestras madres  sobre las clases de labores domésticas impartidas en el colegio. Coser, cocinar, en definitiva, como ser una buena ama de casa. Las clases prácticas de bordado, son solo la anécdota. Los estereotipos y la discriminación se reflejaba de forma mucho más sutil, en ocasiones impalpable. Como mujer, había carreras que eran impensables o mal vistas, por el contrario ser profesora, enfermera, secretaria o azafata era aceptable. Digamos que, aun partiendo de una situación de clara desventaja respecto al hombre en el ámbito social y laboral (salarios inferiores, mayor índice de contratación temporal, mayor tasa de desempleo, poco peso en los puestos de mando,…) la mujer se ha erigido en ejemplo de emprendimiento y desarrollo en nuestro país.

La creación de pequeñas y medianas empresas en nuestro país desde la aparición de la crisis económica se ha multiplicado considerablemente. Entre 2016 y 2017, y por primera vez en ocho años, España ha superado el umbral del 6%, acercándose a cifras anteriores a la crisis. Este dato es aún más relevante si lo comparamos con países como Francia (3,9%), Italia (4,3%) o Alemania (5,3%), que tradicionalmente han sido más emprendedores y ahora están por debajo de España en la creación de empresas.

A pesar de que el número de mujeres que se deciden a montar su propia empresa aún es un 10% menor al de los hombres, el porcentaje de empresas fallidas es de media un 14% más bajo si las compañías cuentan con liderazgo femenino. Esto es así porque las mujeres cuentan con planes de negocio más sólidos y examinan más canales de financiación en el caso de que los necesiten. Gracias al impulso recibido en los últimos años, en España ya hay más de 650.000 mujeres empresarias, y dos mujeres emprendedoras por cada tres hombres, según el último informe especial de la Global Entrepreneurship Monitor en este ámbito.

Los casos de mujeres exitosas cada vez son más habituales. Un gran modelo a seguir es Rebeca Minguela, ingeniera de telecomunicaciones española, que ha sido incluida con 36 años en la lista de los 100 líderes jóvenes del Foro Económico Mundial, un club tan selecto como deseado. En esa lista de influyentes hay solamente 17 europeos . Minguela es la única española. Otro ejemplo lo tenemos en María Benjumea, creadora del portal Infoempleo que en plena crisis económica fundó Spain Startup para apoyar al emprendedor español. Spain Startup organiza desde 2014 el South Summit, el mayor evento para emprendedores de España que pone en contacto a las startups más punteras con inversores mundiales y empresas que buscan mejorar su competitividad a través de la innovación". En 2016 Mariano Rajoy, entonces presidente del Gobierno, entregó a María Benjumea la medalla de oro al Mérito en el Trabajo.

Aunque hay datos positivos está claro que aún existen barreras para el avance de las empresarias. Esta brecha de género entre el emprendimiento femenino y masculino refleja las dificultades que encuentran las mujeres para liderar proyectos emprendedores. Esto supone una gran pérdida de talento y beneficios para la economía española, ya que las mujeres hemos demostrado una gran capacidad para crear proyectos sostenibles y rentables a largo plazo.

Por ejemplo, un ámbito en el que las mujeres somos más emprendedora que el hombre es el rural. Las últimas cifras reflejan que cada vez son más las mujeres que deciden contribuir al desarrollo de la economía rural en España. Tanto es así que el número de mujeres que deciden emprender en este entorno es mayor que el de hombres, situándose en un 54% frente al 46% de los hombres. De estas emprendedoras rurales, el 80% han enfocado sus proyectos en productos o servicios que no se ofrecían hasta ese momento. Un ejemplo lo tenemos en Rusticae, el Club de Calidad más importante de España fundado hace más de veinte años por Isabel Llorens y Carlota Mateos con el objetivo de aglutinar la mejor selección de hoteles boutique en el campo. En la actualidad cuentan con más de 350 establecimientos ubicados en España, Portugal, otros países del Arco Mediterráneo y Latinoamérica.

Un dato importante que también refleja el papel de la mujer en el crecimiento del empleo es la edad a la que empezamos a emprender. Esta es más baja que la de los varones, situándose entre los 25 y los 35 años. Además, un dato muy importante es que en el 70% de los casos, la mujer emprende por una oportunidad que detecta en el mercado y que nadie está aprovechando.

En conclusión, un sector importante de la población como son las mujeres emprendedoras está aportando de forma considerable a la economía y al sector laboral en España. Esta situación no siempre se valora y reconoce, sino que tiene que sortear todo tipo de obstáculos para poder prosperar. En los últimos años se están dando muchos pasos en este sentido para eliminar estos obstáculos y permitir prosperar a las mujeres emprendedoras. Reducir la brecha de género en el ámbito laboral es una prioridad que las autoridades y administraciones deben tener muy presente.

 

Sobre el Autor

Alicia Roy

With a background in recruitment, Alicia is currently part of the marketing team and helps creating new content as well as building the online brand as a community manager.

Sigue en Twitter Seguir en LinkedIn Más contenido de Alicia Roy
Artículo anterior
Escape room, ¿un nuevo método para seleccionar el talento?
Escape room, ¿un nuevo método para seleccionar el talento?

Un misterio en una casa encantada, extraños sucesos dentro de un bunker militar o un asesinato en un intern...

Siguiente artículo
5 consejos para evitar el síndrome posvacacional
5 consejos para evitar el síndrome posvacacional

Con el final del verano llega una de las vueltas a la rutina más complicadas de afrontar, ya que éste suele...